jueves, 14 de mayo de 2009

Ausgebrannt, de Andreas Eschbach, en Prospectiva

Como si de un participante tardío a la convocatoria del Premio Espiral de Ciencia Ficción 2003 se tratara, el escritor alemán Andreas Eschbach vertebra su último éxito de ventas en su país de origen sobre la premisa de la escasez de petróleo, tema que ya había tocado en menor profundidad en su ensayo Das Buch von der Zukunft (El libro del futuro), donde Eschbach se dedica a teorizar y especular sobre el efecto del desarrollo de las nuevas tecnologías y su impacto sobre nuestra sociedad actual a años vista [seguir leyendo]

La reciente desaparición de C nos ha dejado un poco (más) huérfanos de reseñas a todos los aficionados a la literatura fantástica. Y si a los que seguían las críticas de libros se les ha quedado ahora un hueco libre en su columna de favoritos, para mí, como colaborador, la pérdida es doble: no sólo me quedo con menos que leer, sino que además me quedo con casi ningún sitio donde escribir. O casi.

Gracias a la amable invitación de Ignacio Illarregui, Nacho para los amigos, contertulio santanderino e infatigable impulsor de mil y una iniciativas relacionadas con el fantástico, desde hoy puedo contarme orgulloso entre los colaboradores de otra página núbil aún, Prospectiva, enfocada a hablar de la ciencia-ficción en todas sus vertientes.

Lo cierto es que tanto Prospectiva como Nacho tienen parte de culpa en la aparición de ésta vuestra bitácora: Uno lee mucho, pero no todo es reseñable, ni todo lo reseñable es ciencia-ficción. Así que me dije, ¿y qué hago yo ahora con todas esas novelas que son fantasía, o terror, o ni lo uno ni lo otro? Porque con los años he descubierto que me gusta escribir reseñas, y mucho. Vale que no siempre, pero sí que hay libros que parecen pedirte a gritos que hables de ellos, que le digas al mundo qué te han parecido.

Uno de estos libros es Ausgebrannt, lo penúltimo del genial alemán Andreas Eschbach, a quien tuve el placer de conocer personalmente en Gijón hace... ¿cinco años ya? Cómo pasa el tiempo. Con una reseña (o reflexión, según los criterios de publicación de la página) de esta interesante novela inauguro la que espero que sea una larga colaboración con Prospectiva. No será, eso seguro, lo último que escriba sobre Eschbach, pues en La Pila se encuentra ya Quest, la prometedora continuación de Los tejedores de cabellos.



Qué ganas de hincarle ya el diente...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails