jueves, 12 de noviembre de 2009

Zombieland


Con las ganas que tenía de que me gustara esta película, y lo fácil que me lo ponía: zombis y Woody Harrelson, ¿qué podía salir mal? La lista sería demasiado larga, así que lo condensaré en pocas palabras: Es una película de terror que no da miedo / es una comedia que no hace gracia. A mí, por lo menos.

Pero lo que más me repele de Zombieland es que viene a ser la gota que colma el vaso de las «zombi-parodias» (o -paridas), lleno a rebosar de un tiempo a esta parte. Novelas como Pride and Prejudice and Zombies o Zombis rubias vienen a sumarse a filmes como Zombie Strippers o Black Sheep para ponerles la zancadilla a obras realmente dignas, tanto en lo terrorífico como en lo cómico, como Fido, Dead Set o Last of the Living, por citar tan sólo unos pocos ejemplos de lo que puede conseguirse realmente si se toman en serio ambos ingredientes.

Lo que nos encontramos en Zombieland es la clásica «comedia» disparatada en la que nadie se toma la molestia de intentar conferirle un mínimo de interés al asunto: ni los guionistas (que saben que la taquilla la van a romper hagan lo que hagan), ni los actores (que saben que están participando en una idiotez alimenticia sin mayor trascendencia), ni mucho menos los críticos (que al parecer  están poniendo el film por las nubes, claro indicio de que ni siquiera están molestándose en verla antes de opinar); un ya tristemente habitual engendro endogámico de Hollywood por y para Hollywood, con cameo de estrella incluido (Bill Murray en esta ocasión... dos minutos dura el oasis de su aparición en este inhóspito desierto de película). Especialmente triste es el papelón del joven Jesse Eisenberg, encorsetado en su vergonzante por lo obvio intento de moverse y hablar como Michael Cera.



Habrá quien alegue que se trata de un divertimento sin mayor ambición, una película palomitera para verla y con los amigos y comentarla, o en solitario y olvidarla, pero no sé, sigue dándome rabia que se aprovechen de mis queridos zombis para perpetrar chorradas como ésta.

2 comentarios:

  1. Hola:

    He llegado a tu blog dando tumbos de enlace en enlace y, con tu permiso, me detengo para decirte que coincido contigo en la opinión sobre la película.

    No puedo decir que fue algo totalmente diferente a lo que me esperaba porque la vi sin ningún tipo de expectativa, pero me pareció que lo único más o menos decente era la presencia de Bill Murray... y el personaje de Woody Harrelson, que a veces era gracioso. Por lo demás, creo que lo has dicho todo.

    Un saludo :)

    P.D. ¡A mí el prota también me recordó a Michael Cera!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que hayas llegado hasta mi humilde morada, Fio. Estás en tu casa :)

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails